sábado, 14 de abril de 2007

Juego de la Caña de Maíz (Tájimol la kájbantik Yomixim)




Lo practican únicamente los indígenas en el Estado de Chiapas desde mediados del siglo XVI. Lo practican desde 8 años en adelante en ambos sexos. Se inicia el juego cuando una pelota es golpeada y se intenta meterla en un cuadro hecho de caña, el saque se decide con quien dice el mejor verso y existe un juez o Mol (señor de respeto) que lleva la puntuación. Antes de cada evento se tocan los violines hechos de caña de maíz para animar a los jugadores. Se juega con el antebrazo, el dorso y el puño de la mano, no puede tocarse la pelota con las piernas ni con la palma de la mano, deben ser 3 jugadores por equipo: 1 cuidador o defensa y 2 delanteros, el Mol con una mazorca de maíz lleva la puntuación. El equipo o jugador que diga el mejor verso “saca”, si la bola queda en el suelo se levanta con la boca. Para la puntuación a la mazorca de maíz se le quitan 1 ó 2 granos cuando se logra meter la pelota en el cuadro y 2 ó 5 si golpea la caña del centro del cuadro, por la tardanza del juego llega a utilizarse la mitad de la mazorca. La cancha es un terreno cuadrado de 15 mts. por lado, debe ser de tierra compacta, en dos extremos se colocan dos cañas de maíz con un cuadro en la parte media inferior. El cuadro de caña: es hecho con caña de maíz y es sostenido con otra caña en la parte posterior como soporte de 2 mts. aproximadamente y enterrada en el suelo 50 cms., la Pelota; se fabrica con un olote (corazón de maíz seco) y se forra con hojas secas de maíz, trapo y finalmente hojas de maíz amarradas con hilillos hechos de la misma hoja seca, mide de 8 a 10 cm. de diámetro. El defensa deberá llevar una protección en los brazos y espinillas de caña maíz y los delanteros en los antebrazos. El árbitro es un ancianito que lleva un chal negro, los jugadores portan el vestuario tradicional de Zinacantán. El ganador es un personaje muy respetado y se lleva todo el maíz desgranado. Se juega durante todo el año, principalmente después de la temporada de lluvias cuando las cosechas ya se realizaron, en agradecimiento por haber tenido una buena cosecha.




No hay comentarios: