viernes, 20 de abril de 2007

Los Palillos que Suenan (K’uilichi Chanakua)


Los P’urhépechas del Estado de Michoacán son quienes celosamente han conservado viva esta disciplina hasta nuestros días. Se juega entre dos equipos de uno o más integrantes, mientras mayor sea el número de participantes, éste se hace más complejo y emocionante. Para iniciar cada jugador debe tener 4 fichas u objetos, pueden ser materiales naturales (hojas, flores, frutas, semillas, piedritas, palillos, etc.) Se hacen dos tiros por turno, avanzando siempre la ficha más atrasada de acuerdo a la puntuación obtenida en cada tiro. En la salida existen dos puntos donde se cruzan los contendientes, si caen en esos lugares se “quema” su ficha y vuelve a empezar, pasando estos obstáculos, las fichas salen al área grande de juego, ahora encontrando tantos obstáculos como números de fichas enemigas, a las cuales tratará de evitar para que no lo“quemen” o en todo caso tratar de hacer que sus fichas quemen a las contrarias. Si cae en una casilla ocupada por el adversario este se “quema” y tiene que volver a empezar con esa ficha. Para su práctica se emplean cuatro palitos con un valor cada uno y fichas cuantas sean necesarias. Los palillos se elaboran con bambú o carrizo de 12 a 15 cms. de largo por 3 cms. de diámetro; se parten por la mitad a lo largo quedando cóncavos de una parte y lisos de la otra.

2 comentarios:

Samuel Aguilar dijo...

Como puedo jugarlo, estoy muy interesado, ya hasta dibuje el tablero.

David Bravo Toral dijo...

Hola nomás para decirle que encontramos una piedra que está tallado el juego de K'UILICH en Angahuan municipio de Uruapan Michoacán.